El Hollywood de Aranjuez, un sueño frustrado.

El 21 de enero de 1932, la revista Tararí especializada en espectáculos y deportes publica a toda página la siguiente noticia:

En España tendremos unos estudios cinematográficos superiores a los de cualquier potencia europea

Dicha información detallaba que estos estudios se ubicarían en Aranjuez y que los promotores de esta iniciativa iba a ser la recién constituida empresa ECESA (Estudios Cinema Español S.A). Se proyectaba invertir un total de 15.000.000 de pesetas y además se haría una oferta pública de acciones con un precio de 100 pesetas cada acción.

Se planeaba llegar a un público de habla hispana de 175 millones de personas.

Esta idea nació en la celebración del Congreso Hispanoamericano de Cinematografía donde se denunció la dependencia la dependencia de España y de las naciones de habla hispana del cine estadounidense, la cual se había acentuado con la llegada del cine sonoro. En este congreso de pidió a los gobiernos de estos países hispanohablantes un porcentaje de exhibición obligatorio para las películas de producción nacional.

Revista Tararí
Revista Tararí del 21 de enero de 1932

La revista de cine Popular Film se hizo eco de las palabras el ministro de Economía, Luis Nicolau d’Olwer: España vive en cuestiones cinematográficas en un régimen económico de colonia.

Muestra de que el asunto era de una seriedad indudable fue el anuncio a toda plana del proyecto por periódicos como El Sol, El Imparcial o el diario Ahora, este último dirigido por Manuel Chaves Nogales y muy próximo al partido del presidente del Gobierno Azaña publicó una doble página bajo el siguiente titular:

España vive en cuestiones cinematográficas en un régimen económico de colonia

Así pues el día 29 de octubre de 1931, después del Congreso Hispano de Cinematografía, se crea la sociedad ECESA, siendo la composición de su Consejo de Administración:

  • Presidente: El Conde de Vallellano.
  • Consejeros: Federico Loygorry y Vives (Vicepresidente de los Ferrocarriles E.S. de Alicante), Leopoldo García Durán (Presidente de la Federación Nacional de Fútbol), Casto Fernández-Shaw e Iturralde (Arquitecto), José García Trilles y Bedolla (Abogado y Propietario), José A. Rodríguez (Industrial), Joaquín Miguel (Teniente de Navío) y Joaquín Rodríguez de Rivera.

El diario Ahora reproducía los planos del diseño del arquitecto Casto Fernández Shaw, también autor, junto con Pedro Muguruza, del edificio Coliseum de la Gran Vía madrileña. La entrada a los Estudios, estaría flanqueada por dos cúpulas semejantes a las del Palacio Real de Aranjuez.

La empresa promotora ya disponía de los terrenos, junto a un gran canal con agua del Tajo e infraestructura de abastecimiento eléctrico suficiente para los potentes aparatos de rodaje. En el proyecto, se preveían tres estudios para posibilitar la filmación simultánea de tres películas. El plan que incluía oficinas, laboratorios, residencias de empleados permanentes, un casino con su restaurante y los cuartos de los extras, ocuparía a miles de trabajadores. A lo largo de la avenida principal se construirían los Estudios y a su lado los talleres y almacenes de muebles y decorados. En el terreno que quedara libre, Estudios al aire libre y campos de deporte.

Aranjuez va a transformarse en el Hollywood español. Serán los estudios más importantes de Europa para la edición de películas habladas.

Maqueta del proyecto de los Estudios de cine, que incluían un campo de fútbol.

Fueron muchas las personalidades, especialmente del mundo del cine, que se pasaron por Aranjuez a conocer los terrenos sobre los que se edificaría el Hollywood español.

Madrid competía con Barcelona que reclamaba también el título de ser el Hollywood español y había reciclado el palacio de la Química, construido en 1929 con motivo de  la Exposición Universal de Barcelona, como estudios de cine Orphea, que fueron los primeros sonoros de España.

María Luz Calleja, Angelita Benítez y Ana María Custodio
María Luz Calleja, Angelita Benítez y Ana María Custodio, tres artistas españolas que trabajaron en Hollywood en una visita a Aranjuez.

La ECESA continúa su campaña patriótica por toda España. Su pintoresco camión ha visitado más de quinientas poblaciones y ha filmado una película documental que es una eficacísima propaganda.

ECESA intentó comenzar la actividad los estudios con la película Invasión, de Fernando Mignoni (nunca se llegó a estrenar) y Sol en la Nieve (de León Artola con la colaboración de Antonio Valero de Bernabé.) que tras una larga espera se estrenó el 23 de abril de 1934 en el cine-teatro Monumental de Madrid ubicado en el nº 87 de la calle Atocha. Aunque a todos los efectos y tras un rápido rodaje, la comedia El novio de mamá queda como la primera película realizada en Aranjuez. Se estrena en el cine Avenida de Madrid el12 de abril de 1934 y tuvo como protagonistas a Imperio Argentina y Miguel Ligero, el tándem de mayor éxito en el cine de la II República. La película estaba dirigida por Florián Rey y participaba también Carmen Ruiz Moragas.

La cinematografía nacional es un hecho firme, rotundo, pleno de realidades. Hemos escrito muchas veces, mojando nuestra pluma en optimismo: el cinema español avanza. Hoy, después del estreno de ‘El novio de mamá’, podemos escribir con justicia: el cinema español ha llegado. Y ha llegado a pesar de todo, por obra y gracia de unos hombres de buena voluntad que han luchado contra la desconfianza y la hostilidad ambientes. Ya no será posible hablar en tono despectivo de la producción nacional. La ECESA (Estudios de Aranjuez) ha conseguido este triunfo, que, oyendo a los derrotistas, parecía imposible…

El diario El Sol antes del estreno de la película ya se había hecho eco de algunas anécdotas del rodaje que desvelaban que Imperio Argentina no tenía nada que envidiar a las caprichosas estrellas de Hollywood del momento: Imperio Argentina llega a los Estudios a las doce de la noche. Está cansada, aunque parezca paradójico que una estrella esté ya cansada a semejante hora. Llama a la cantina.

– ¡Que me traigan un «yogourth»!

Muchos ignoran lo que es eso. Pero el camarero ha viajado también y lo sabe. Se dirige al gobernador de los Estudios:

– ¿Podré disponer de un «auto» para ir a buscarlo a la farmacia de la Puerta del Sol?…

Ese mismo año bajo la dirección de Florián Rey rodó la versión sonora de La hermana San Sulpicio, que ambos habían hecho en 1927. Cuando trabajaban en la película muda, Florián Rey con el que comenzó un apasionado idilio. En marzo de 1935 estos anuncian su boda en la revista Crónica.

Imperio Argentina y Florián Rey bañándose en una acequia durante un rodaje en Aranjuez.

También en 1935 se constituyó EASA (Estudios de Aranjuez, Sociedad Anónima), que aunque lamentablemente también durarían muy poco continuaron con la producción en dichos estudios. Estos nuevos promotores junto con la productora y distribuidora CIFESA, comenzaron su andadura con un concurso, patrocinado por el diario La Voz, en el que se elegiría una actriz cinematográfica entre un grupo de jóvenes. El concurso consistía en rodar unas escenas que serían evaluadas por un jurado para elegir a la ganadora: la «Señorita Voz». Esta elección recayó sobre Isabelita Pradas, quien firmaría un contrato para hacer una película bajo la dirección de Florián Rey por la que cobraría la cantidad de 5.000 pesetas.

La ganadora del concurso: Isabelita Pradas en una sesión de maquillaje.

Nuestra Natacha no llegó a estrenarse a causa de la guerra, durante la cual se reutilizaron los estudios para el rodaje de películas de propaganda. Al terminar el conflicto se hicieron aquí algunas películas más. La última, en 1944, fue Empezó en boda, protagonizada por unos jovencísimos Sara Montiel y Fernando Fernán Gómez, su primera película como protagonistas.

Nuestra Natacha Ana Maria Custodio
Ana María Custodio con su coche en una visita a Aranjuez.

Principalmente la penuria de la posguerra ,entre otros motivos, llevaron al cierre y abandono de los estudios acabando con el sueño del Hollywood español. En 1951 las instalaciones se transformaron en una fábrica de material fotográfico y de película radiográfica, se trataba de Manufacturas Fotográficas Españolas, S.A. (MAFE). Esta fue absorbida por Agfa en 1964 y cerró sus puertas definitivamente en 2001. Hoy en día en los terrenos se alza una urbanización, en la que como recuerdo hay un paseo con el nombre de Estudios Cinematográficos.

Continúa en https://www.aranjuezenunclick.org/aranjuez-el-hollywood-espanol-2/

Galería / documentación.

Diario Luz. Jueves 9 de marzo de 1933.
Diario Luz-(Madrid) -13-4-1934
Diario Luz. Viernes 13 de abril de 1934.
Diario El Sol
Diario El Sol. 31 de marzo de 1934.
SpanishEnglishFrenchGerman