Fiestas de Aranjuez - Año 1981.

Charanga fiestas

«¡Se sienten, coño!»

Los primeros meses de 1981 fueron meses convulsos en España. A la dimisión del presidente Suárez se sumaba, semanas después, el intento de golpe de estado que tuvo su imagen para el recuerdo en el Teniente Coronel Tejero, que asaltó el Congreso de los Diputados y que tuvo en vilo al país durante toda la noche del 23 al 24 de febrero.

Antonio Tejero
Academia oficiales

La academia de oficiales de la Guardia Civil se traslada definitivamente a la localidad de Aranjuez, sede actual. Los alumnos, después de pasar 2 años en la Academia General Militar de Zaragoza pasarán otros tres años en la Academia de Aranjuez

Aniversario Rusiñol

Allá por mayo, los alcaldes de Aranjuez, Eduardo García y de Sitges, Jordi Serra, presentaron el cartel y el programa de los actos conmemorativos del 50 aniversario de la muerte del pintor Santiago Rusiñol.

Cartel fiestas
Cartel fiestas

Y como manda la tradi­ción, también en mayo, Aranjuez se presta a celebrar sus fies­tas en honor de San Fernando con un programa más discreto. Y es que la de San Fernando ha sido siempre una fiesta más modesta que la de septiembre, una fiesta que siempre se pensó para los de aquí. Y en septiembre, más fiestas, más jolgorio, más algarabía y el preludio de las primeras Fies­tas del Motín de Aranjuez.

Los encierros de Aranjuez

Durante la década de los 80, los ribereños y ribereñas se echaban a la calle en el inicio de sus fiestas para disfrutar de los desfiles de gigantes y cabezudos, de las bandas de tambores y cornetas, de los grupos de majorettes exportados de los EEUU y de aquellos toros de fuego que se abrían camino entre el gentío por el recorrido de la calle Stuart y que provocaban el cierre anticipado del comercio del casco histórico.

Pero si hubo algo que congregaba gente en aquella década eran los encierros. No eran los de Pamplona, ni los de San Sebastian de los Reyes, pero sí que eran señeros en todos los pueblos de la comarca. Vecinos de los pueblos limítrofes acudían a la Plaza de Toros a esperar la llegada de mozos y reses, que habían empezado el recorrido en la calle Stuart para girar por Calandria y embocar la Plaza desde Almíbar.

SpanishEnglishFrenchGerman